«La poesía siempre ha tenido una presencia sólida en el trabajo de Paco Nadie. La capacidad de realizar (que en el fondo es mostrar cuánto de irreal hay en lo real) se une en su trabajo a los diversos usos del lenguaje.»

Alberto Santamaría

«Paco Nadie dispone su trabajo entre la actualidad del mecanismo utilizado, el modelado virtual, y la finalidad de unas imágenes que a pesar de no tener
un verdadero cuerpo presenta un catálogo verdadero de morfologías naturales. En torno a esa herida abierta entre lo que es y lo que puede ser imaginado,
las distintas piezas mostradas señalan la distancia entre el mundo y su representación, a saber, las esferas de lo virtual y lo real, donde las tecnologías de reproducción, primero, y de animación y modelado por ordenador hoy en día, no han hecho más que borrar más y más la línea
entre la vida y su imagen.»

 

Alfredo Aracil

 

«El artista es Sísifo, el héroe absurdo descrito por Camus y el arte una "ciencia de la revelación", esencial pero aparentemente inúil. La obra, “4ª persona del sin-lugar", es esa materia que media pero separa al espectador de cualquier certeza sobre ese mundo irreal en el que se desenvuelve y en el que la desaparición del autor es un sacrificio necesario para abordar el problema de la representación del mundo, el tiempo y la desmaterialización.»

Paco Nadie

Desde la hipótesis de la disolución en lo individual y su proyección en el paisaje residual, el objeto abandonado y un legado anónimo y colectivo a modo de arqueología hemos de interpretar nuestro tiempo leyendo sus restos entre líneas a través del acontecimiento poético y la representación de ficciones en las que se plantea una reflexión sobre el problema de lo real.

 

Subyacen en todas estas cuestiones temas como la crisis de los modelos culturales, la resistencia formal como nexo poético entre la tradición histórica y las post vanguardia. La creciente deshumanización, la fascinación científico-técnica y el paulatino olvido de los temas esenciales ocultos bajo las formas propias del dibujo, la pintura, la escultura y la imagen fotográfica y el vídeo o integradas en instalaciones interdisciplinares y ambientes envolventes, soportes inmersivos en los que pueden entenderse una exposicion como un dispositivo no sólo sensorial.